Cálculos renales, algunas soluciones herbolarias

La presencia o formación de cálculos o litos en vías urinarias y biliares, se denomina litiasis. Esta es una patología que afecta entre 4 a 17 por cada 1000 habitantes a nivel mundial. En México, esta enfermedad comprende el 13% de todas las hospitalizaciones por enfermedad renal en el IMSS. Esta alteración tiene varias causas de índole físico-químicas y otras de naturaleza cultural.

El 60-70% de los cálculos renales están constituidos por oxalato cálcico, el cual esta presente en muchos alimentos de consumo frecuente, como son: la cerveza, el té negro, el chocolate, el café instantáneo, el kiwi, la leche, el tofu, los frijoles, los frutos secos, la remolacha, la zanahoria, las palomitas de maíz, las espinacas y acelgas, entre otros. Del 10 al 15% de los cálculos están formados de ácido úrico, presente en tomate, ruibarbo, ajo, naranjas y espárragos. El 7% de fosfato de calcio y del 5 al 10% de fosfato-amónico-magnésico.

Las principales causas son propensión hereditaria, ingesta de alimentos ricos en oxalato cálcico, ácido úrico y fosfato-amónico-magnésico y agua rica en carbonatos de calcio, además de infecciones causadas por bacterias Proteus, Ureaplasma urealyticum, Klebsiella o Serratia, malformaciones de vías urinarias y la Influencia de algunos fármacos como Glifanan (analgésico y antipirético), Adalgur (contracturas musculares dolorosas), Dolo-Nervobion (analgésico y anti-inflamatorio), Osodent (cáncer de mama) y Coneurase (artritis reumatoide, neurítis).

Para decidir de manera informada sobre los procedimientos para reducir y eliminar los cálculos renales, los pacientes deben analizar:

Sus antecedente genéticos, indagando con sus progenitores la presencia de litiasis en abuelos, padres y otros familiares.

La forma de alimentación diaria y la tasa de ingesta diaria de agua, su calidad y origen. El patrón de consumo de medicamentos. El patrón cultural de descargar la orina (aguantarse continuamente)

La herbolaria recomienda, para reducir y eliminar los cálculos renales y vesiculares están:

La ortiga (Urtica urens) y el diente de león (Taraxacum officinale), las cuales aumentan la producción de orina y ayudan a evitar la formación de piedras o favorecen su expulsión cuando son pequeñas. La menta (Mentha sp.) y el romero (Rosmarinus officinalis) tienen propiedades calmantes y ayudan a reducir el cólico nefrítico.

La cúrcuma (Curcuma longa), la gobernadora (Larrea tridentata), la hierba del sapo (Eryngium sp.), los cabellos de elote (Zea mays), la cola de caballo (Equisetum sp.), la flor de Jamaica (Hibiscus sabdariffa), el tamarindo (Tamarindus indica), el saúco (Sambucus mexicana), el llantén (Plantago major) y el pepino kat (Parmentiera aculeta y P. edulis), se utiliza para disminuir el tamaño de las piedras. Las microdosis de Guatteria gaumeri son auxiliares en el tratamiento de cálculos renales y vesicales, así como en algunos casos de colesterol elevado.

 

Las ventajas de la herbolaria y de las micro-dosis, es que son inocuas, es decir no causan daño, son de bajo costo y muy versátiles.

milo&mila-productos-naturales-y-artesanales