El uso de psicofármacos en niños mexicanos

La sociedad mexicana es voraz consumidora de carbohidratos y se encuentra aterrorizada por las acciones del crimen organizado, amplificadas por los servicios masivos de des- información, los niños no salen a los parques para evitar sean secuestrados; la televisión, el internet y los juegos de video los estimulan, resultado sedentarismo, acumulación de energía corporal y amplia estimulación, que el modelo “educativo” es incapaz de igualar, se quiere tener a los niños atentos a los aburridísimos monólogos de los profesores, es decir receptores pasivos de toda la basura educativa.

El resultado es niños y jóvenes con gran cantidad de energía e información, que por ningún motivo atenderán las nefastas y mal preparadas clases de los profesores, por lo que son diagnosticados con el invento de industria farmacéutica y su mercaderes: los psiquiatras, con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y medicados con psicofármacos, para controlar los síntomas “anormales” de los niños y jóvenes.

Los psicotrópicos utilizados son Ritalin Dexedrina, DextoStat, Aderall, Desoxyn, Gradumet y Cylert, de forma general causan: psicosis, manías, abuso de drogas y adicción; comportamiento robótico, aletargado, deprimido y de aislamiento, disminución de la masa cerebral “suprime la creatividad, expontaneidad y autonomía del niño, haciéndolo más dócil, obediente y dispuesto a cumplir, su ingesta puede limitar la decisiones fundamentales del niño, arruina su autoimagen, lo desmoraliza y lo desanima a que desarrolle su potencial”.

El Ritalin lo fabricaba la compañía CibaGeneva Phamaceutics (Ciba-Geigy y Novartis, empresas que adquirió el monopolio Sandoz), misma que gasta millones de dólares en publicidad para vender los psicotrópicos a padres y psiquiatras.

Microdosis:
terapéutica científica, eficaz y de bajo costo

Las microdosis, método terapéutico desarrollado por el Dr. Eugenio Martínez Bravo, profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas, es un procedimiento alternativo que ha sido estudiado y probado experimentalmente a nivel nacional e internacional de forma exitosa durante 25 años. Este método estimula las terminaciones nerviosas del gusto en la lengua, alcanzando por vía nerviosa el hipotálamo y de ahí la corteza cerebral, desde donde descienden las señales nerviosas hasta las terminaciones efectoras curativas. Se utilizan en diversas partes del mundo debido a su eficacia en el tratamiento de padecimientos agudos y crónicos, no presentan efectos secundarios y evitan el daño a la salud causada por una inadecuada prescripción médica. Se usan para seres humanos y mascotas.

El Ahuehuete, herbolaria elabora las siguientes micro-dosis:

Kalanchoe: Ayuda en cáncer, tumores, miomas y alteraciones relacionadas.
Crila y salvia: Minimiza problemas de la menopausia y alteraciones de la próstata.

Lophopora: Elimina los estados depresivos y de ansiedad. Sauco: Para tratar los estados gripales y resfriados. Guatteria: Para eliminar cálculos renales, vesiculares y hepáticos.

Boldo, ajenjo y alcachofa: Para trastornos del hígado. Guarumbo: Normaliza glucosa en sangre, ideal para pacientes con diabetes tipo II.
Sen y cáscara sagrada: Corrige el estreñimiento.
Olivo, zapote blanco y palo de brasil: Normaliza la presión arterial.

¿Por qué la industria farmacéutica y la psiquiatría inventan un paradigma de esta naturaleza?. La respuesta es sencilla, las farmacéuticas saben que las nuevas generaciones de niños y jóvenes son resultado de las contradicciones dialécticas del capitalismo mundial, quien, en su mismo desarrollo construye la fuerza que lo destruirá. El capitalismo mundial generó el internet y la circulación masiva de información, esta provocó la emergencia de niños y jóvenes con mayores capacidades intelectuales, más informados y críticos, quienes ante una correcta influencia pueden convertirse en los lideres de transformaciones sociales, científicas, culturales e ideológicas que pudieran llevar a la destrucción definitiva del sistema capitalista mundial, por ello, como un nuevo Herodes, deciden sacrificarlos antes de que se conviertan en líderes.

Esta información pareciera obtenida de la ciencia ficción, pero a nivel cotidiano, cualquier lector puede comprobar la presencia de niños diagnosticados con TDAH, y mirar a los padres orgullosos de brindarles una “buena” atención médica, con la ayuda de psicotrópicos, porque el psiquiatra “sí sabe”. En los círculos sociales en vez de saludar con un: ¡Hola, buenos días!, lo de hoy es: ¡Hola, ¿ tu hijo tiene TDAH?.

El TDAH es un invento para lograr mayor ganancia y control social, la solución cívica es simple: minimizar la ingesta de carbohidratos, recuperar el tejido social y los espacios públicos para la recreación de niños, jóvenes y adultos, asumir la educación de forma autogestiva y autónoma, trasmitir el conocimiento y construirlo de forma significativa, utilizando todos los sentidos. Rechazar los paradigmas psiquiátricos y recuperar la salud de nuestras familias.