Guarumbo, para mejorar la calidad de vida de pacientes con diabetes tipo 2

El guarumbo, conocido científicamente como Cecropia obtusifolia, es una especie arbórea oriunda del trópico americano. En México se distribuye desde Tamaulipas y San Luis Potosí hasta Quintana Roo y Yucatán; y desde el sur de Sinaloa hasta Chiapas. Es una especie que emerge en claros abiertos en la selva a causa de huracanes, incendios u otros factores, sean naturales o generados por actividades humanas. La dispersión de sus semillas la llevan a cabo diversas especies de zarigüellas.

Las poblaciones de guarumbo se restrigen por actividades antropogénicas, por lo que se puede comprometer la pervivencia de sus poblaciones naturales a largo plazo y por ende su uso en fitoterapia. Es necesario el cuidado y protección de los ambientes naturales y de las relaciones biológicas que hacen posible su dispersión, germinación y polinización.

El guarumbo es una maravilla natural para mejorar la calidad de vida de personas que padecen la diabetes tipo 2, ya que la ingesta de un extracto acuoso reduce la cantidad de glucosa en la sangre. En pacientes con diabetes tipo 2, después de cuatro semanas de administración del extracto acuoso se observó una reducción significativa y sostenida del nivel de glucosa, sin presencia de efecto colaterales.

El tratamiento se lleva a cabo mediante la ingesta cotidiana, en forma de agua de uso, de una infusión, con aproximadamente 10 a 13 gramos de hojas deshidratadas de guarumbo en 1 litro de agua, mezcla que debe hervir durante cinco minutos. Esto permite crear un extracto acuoso con 2.91 miligramos de ácido clorogénico y 2.4 miligramos de isoorientina. La infusión debe prepararse diariamente y se consume en un periodo de entre 18 y hasta 32 semanas.

El ácido clorogénico y la isoorientina, sustancias activas de las hojas de guarumbo, bloquean la liberación hepática de glucosa, por lo que consumidos en infusión a lo largo del día, ayudan a reducir los niveles de glucosa en pacientes con diabetes tipo 2.

Como en todo tratamiento alternativo, los pacientes deben verificar periódicamente sus niveles de glucosa en sangre y los que, además de la diabetes tipo 2, presenten algún otro tipo de padecimiento como presión arterial baja o consuman depresores del sistema nervioso central deben identificar posibles efectos aditivos.

Si bien es cierto que la investigación científica a demostrado la efectividad del guarumbo en el tratamiento de pacientes con diabetes tipo 2, también lo es el hecho de que cada ser humano posee particularidades específicas, por lo que, el paciente, además de tomar la decisión informada sobre la ingesta de la infusión de Cecropia obtusifolia, debe cuidar su alimentación y no consumir aquellos productos que puedan elevar sus niveles de glucosa.