Herbolaria y homeopatía para disminuir el ácido úrico y mejorar la salud del paciente con “gota”.

Es común escuchar entre vecinos y conocidos la presencia de la enfermedad de la “gota”, un tipo de artritis que se manifiesta en dolor de una o varias articulaciones, afectando intensamente la calidad de vida del paciente. La gota es el resultado de un incremento de ácido úrico, porque se produce en demasía o el organismo tiene dificultad para desecharlo. La acumulación de ácido úrico genera que sus cristales se depositen en las articulaciones provocando inflamación y dolor. Este padecimiento puede ser hereditario o por alto consumo de carnes, bebidas alcohólicas y alimentos que contiene sal en exceso, como son las carnes frías, las botanas, salmueras y otros.

Para disminuir la formación de ácido úrico, los malestares de la “gota” y con ello mejorar la calidad de vida del paciente, la literatura herbolaria y científica recomienda que el afectado siga una dieta adecuada restringiendo el consumo de carnes, salsas, bebidas alcohólicas, espárragos, espinacas, frijoles, guisantes, lentejas, avena, coliflor, hongos, la sal, los alimentos que la contengan en abundancia y eliminar las bebidas carbonatadas (refrescos y agua mineral). Así como decidir, de manera informada, sobre la terapia que habrá de seguir para eliminar el exceso de ácido úrico y disminuir el dolor.

En la medicina convencional se utilizan anti­inflamatorios, analgésicos y otros productos para disminuir la inflamación, el dolor, evitar la formación de calcificaciones en el riñón (cálculos renales) y disminuir la acidificación del organismo por el aumento del ácido úrico. Pero las presentaciones sólidas (tabletas, pastillas y otros), de los medicamentos alópatas, usan, como excipiente o vehículo del ingrediente activo, carbonato de calcio, y aunque el medicamento minimiza el malestar, por otra parte incrementa la cantidad de carbonatos y potencialmente la formación de cálculos renales.

Por su parte la herbolaria propone el uso de plantas diuréticas, analgésicas y anti­inflamatorias para estimular la eliminación de ácido úrico a través de la orina, disminuir el dolor y la inflamación. El consumo de las plantas que a continuación se mencionan debe ir acompañado de abundante ingesta de agua para desechar el ácido úrico y reducir el riesgo de la formación de cálculos renales.

Las plantas y productos homeopáticos que pueden contribuir significativamente a eliminar el ácido úrico y mejorar la calidad de vida del paciente con gota son los siguientes:

Cola de caballo, es el nombre común de varias especies botánicas (Equisetum laevigatum o E. hymale), estas plantas han sido reconocidas por su gran capacidad como diurético, aumentando hasta 30% la eliminación de orina, además reducen el dolor de riñón y disuelven los cálculos renales. Algunos compuestos presentes en la cola de caballo son: flavonoides, carotenoides y alcaloides. De acuerdo con los reportes experimentales, esta demostrada su actividad diurética, anti­ inflamatoria, antiespasmódica y relajante muscular. Para preparar la infusión se hierve un puñado de planta seca en un litro de agua y se ingieren 3 tazas al día.

El diente de león (Taraxacum officinale) presenta acción diurética, analgésica y anti­inflamatoria. Para preparar la infusión se incorpora una cucharadita de planta seca por taza de agua y se beben tres tazas al día.

herbolaria y homeopatia

La alcachofa (Cynara scolymus), posee actividad diurética y anti­inflamatoria. La infusión se prepara con una cucharadita de hojas secas por taza de agua y se ingieren tres tazas al día.

La ortiga (Urtica dioica) posee propiedades antirreumáticas, analgésicas y diuréticas, la infusión se prepara con dos cucharadas de planta seca por litro de agua y se beben tres tazas al día.

Por otra parte, la homeopatía ofrece algunas alternativas como el aceite, pomada o gel de árnica, ya que posee propiedades antiinflamatorias que son apropiadas para el tratamiento de dolores artríticos. También se puede utilizar la pomada de Rhus, por sus propiedades para disminuir los dolores de artritis, artrosis y reumatismos, y la pomada o gel de veneno de abeja, indicada como anti­inflamatoria y antirreumática. En cualquiera de sus presentaciones, estos productos se aplica en la parte dolorida mediante masaje. Por su parte el Yumel, una preparación homeopática de Guatteria gaumeri, es un producto que desintegra los cálculos renales y otras formaciones minerales del organismo, disminuye el colesterol y los triglicéridos.

En el proyecto El Ahuehuete, herbolaria se impulsa la atención solidaria y no invasiva. Se ofrece consulta y orientación gratuita sin distingo de características raciales, económicas, preferencias ideológicas o sexuales, o cualquier otra particularidad. Se promueve el uso de las microdosis, medicina tradicional indígena y terapia de bio­resonancia, para lograr que el individuo afectado recupere su estado de equilibrio.

Este proyecto se ubica en la Calle Niños Héroes No. 41, Plaza del Vergel, Local 3, Col. Centro, Tequisquiapan, Querétaro. Para mayor información llamar a los teléfonos 442-377-5127 o al 414-107-0194 o escribir a contacto@elahuehuete.com.mx

Por: Joaquín Antonio Quiroz Carranza

Artículo publicado en Tribuna de Querétaro

Semanario de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ)

 

 

Fuentes documentales

Biblioteca digital de la medicina tradicional mexicana. http://www.medicinatradicionalmexicana.unam.mx/index.php
Hye­Jin Jeon, Hyun­Jung Kang, Hyun­Joo Jung, Young­Sook Kang, Chaon­Jin Lim, Young­Myeong Kim y Eun­hee Park. 2008.

La actividad antiflamatoria de Taraxacum officinale. Journal of Ethnopharmacology 115 (1): 82­88.

E. Tena­Betancourt, A. Guzmán, F. Ayala­Lagos. M.A. Chávez­Soto y P. Hernández­Jauregui. 1987. Effect of an aqueous infusión of Guatteria gaumeri bark upon gallbladder calculi in the Golden hamster. Journal of Ethnopharmacology 19: 221­ 226.

Deja un comentario