Los agaves mexicanos, patrimonio de la humanidad

La familia Agavaceae es muy abundante y diversa en el estado de Querétaro. Todas las especies presentes en el territorio queretano tienen variados usos como son: alimentarios, textiles, ornamentales, ambientales, entre otros. Pero su conocimiento y uso se restringe a cuestiones locales y científicas. Es necesario difundir la información sobre la diversidad y usos de las diferentes especies de la familia Agavaceae presentes en Querétaro, a fin de proponer mecanismos de conservación de las especies y sus ecosistemas, así como sus relaciones culturales y emprendimientos relacionados.

La familia de los agaves son un grupo vegetal que se encuentra distribuido entre los 50 grados de latitud norte, cerca de la frontera de los Estados Unidos con Canadá, hasta los 25 grados de latitud sur (Bolivia y Paraguay). A lo largo de este eje “latitudinal” la familia Agavaceae agrupa a 273 especies, organizadas en ocho géneros. El 80 por ciento de las especies y el 100 por ciento de los géneros están representados en la flora mexicana. De manera particular, México es considerado como el sitio de origen de esta familia botánica y de los procesos que dieron como resultado nuevas especies y sus usos culturales.

La familia agavaceae incluye dos subfamilias: Agavoideae y Yuccoideae. La primera agrupa los géneros Agave, Furcraea, Beschorneria, Manfreda, Polianthes, Prochnyanthes, y la segunda los géneros: Yucca y Hesperoaloe.

El género Agave está dividido en dos subgéneros: Littaea, se distribuye desde Utah, Nevada y Arizona (Estados Unidos) hasta Guatemala, y agave, que se encuentra distribuido desde California hasta Texas y el sur de Florida, hasta Perú, Colombia y Venezuela, incluyendo las Antillas y Centroamérica. En México se encuentran representadas el 80 por ciento de las especies de este género.

32 Los agaves mexicanos, patrimonio de la humanidad

El género furcraea agrupa a 11 especies en dos subgéneros: Roezlia, distribuido en las montañas más altas de México y Guatemala, y el subgénero Furcraea, distribuido desde Nayarit y Jalisco hasta Bolivia y Paraguay, incluyendo las Antillas y Centroamérica. En México se encuentran representadas el 55 por ciento de las especies de este género.

Beschorneria es un género con nueve especies distribuidas en México, todas las especies de este género se pueden encontrar de forma natural en el territorio mexicano. Del género Manfreda, 25 especies se distribuyen en el territorio mexicano.

El género Polianthes es endémico de México, es decir solo se encuentran de manera natural dentro de este país. Posee 15 especies que crecen entre los mil y 2 mil 700 metros de altitud. Prochnyanthes es un género con una sola especie ‘Prochnyanthes mexicana’ a la que se le encuentra en la porción sur de la Sierra Madre Occidental y oeste del Eje neovolcánico de Durango y Nayarit, así como en Querétaro.

Yuccoideae agrupa dos géneros Yucca y Hesperoaloe. El primero es endémico de Norteamérica, agrupa 49 especies que se distribuyen desde Dakota del Norte (Estados Unidos) hasta Chiapas y posiblemente Guatemala. Este género tiene una especie epífita, es decir, que crece sobre las ramas de grandes árboles de las selvas altas y medianas del sur del país. El 33 por ciento de las especies de este género se hallan en México. El segundo es un género con tres especies de distribución restringida únicamente al norte de México y sur de los Estados Unidos. Las tres especies se encuentran en México.

México es el centro de mayor riqueza y diversidad de la familia Agavaceae, ya que posee el 80 por ciento de las especies a nivel mundial. En total se han identificado 221 especies de la familia Agavaceae en México. El 70 por ciento, es decir 151 especies, son endémicas y de estas, cerca del 68 por ciento son microendémicas, por lo que se considera que su centro de origen es la región central de México. Particularmente en Querétaro se han identificado 35 especies, de las cuales 27 son nativas.

De las 35 especies descritas para Querétaro, 26 pertenecen al género agave, una especie a Beschonería, dos a Manfreda, una a Polianthes, una a Prochnyanthes y cuatro al género Yucca. El género agave es el más abundante en el territorio nacional, sobre todo en las provincias florísticas de las Serranías Meridionales del centro de México, Sierra Madre Occidental, Altiplano Mexicano, península de Baja California y Sierra Madre Oriental. De las 35 especies de la familia Agavaceae, 27 son nativas.

Querétaro es el estado más diverso en especies de la familia Agavaceae de la República mexicana; particularmente del género agave, se han registrado 26 especies, de estas, el municipio con mayor diversidad es Cadereyta, con 16 especies, le siguen Colón y Pinal de Amoles con nueve cada uno, Querétaro con siete especies; Amealco, Arroyo Seco, Peñamiller y San Joaquín con seis especies cada uno; Huimilpan con cinco; Ezequiel Montes y San Juan del Río con cuatro; Landa de Matamoros y Tolimán con tres; Corregidora, Jalpan de Serra y El Marqués con dos y Pedro Escobedo y Tequisquiapan con una especie.

Es importante difundir el conocimiento de la diversidad biológica y cultural, para evitar su erosión.

Por: Joaquín Antonio Quiroz Carranza

 

Artículo publicado en Tribuna de Querétaro

Semanario de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ)

 

 

Deja un comentario